martes, 6 de octubre de 2009

Poema de Miguel Ángel Bustos


Fotografía: Laura Nató

Vientre profeta sin tiempo

Yo no soy de ningún siglo.
Vivo ausente del tiempo. Soy mi siglo como soy mi sexo y mi delirio.
Soy el siglo liberado de toda fecha y penumbra.

Pero cuando muera, el profeta que hay en mí se alzará como un niño sin moral y sin patria. Un niño loco con lengua de alaridos. Entonces amanecerá en el millón de Galaxias.

Madres del futuro; cuidado; cuando muera puedo volver.
Entonces, ay, vientre que me aguardas, dulcísima catedral de tinieblas.

Miguel Ángel Bustos (Ver biografía en punlicación anterior)



De "Visión de los hijos del mal" (1967)

Enviado por Analía Pascaner

4 comentarios:

Blogger Analía ha dicho...

Mi querido Gustavo:
Gracias por tu generosidad al publicar este poema.
Gracias por mantener fresco y vivo este espacio web.
Un abrazo y mi cariño
Analía

6 de octubre de 2009, 16:37  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Un placer sin duda. Como siempre, desde tu lugar.
un cariño

27 de noviembre de 2009, 22:41  
Blogger ALICIA CORA ha dicho...

Gracias Gus por este homenaje, hermoso el poema y hermoso el gesto de publicarlo para nuestro placer. Besos de Alicia.

27 de noviembre de 2009, 23:26  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pocos poetas me gustan tanto como Miguel Angel Busto. Hace poco adquiri su obra completa para regalar a un amigo y dije: me la debo, porque me resultó una obra imprescindible para el alma.

Un abrazo.

Lily

29 de noviembre de 2009, 21:12  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal